Salto, Miércoles 22 de Noviembre de 2017

8-11-17

Latidos | 08 Nov. MENOS PLATA
Un lector dijo que al retirar dinero de uno de los cajeros automáticos que hay en la ciudad, tras la emisión del respectivo recibo le quedaba una determinada suma de dinero. Sin embargo, se sorprendió cuando al retirar dinero por segunda vez verificó mediante recibo que le quedaban mil pesos menos de la última vez. “¿Cómo puede ser esto?”, dijo.
Consultó en el banco donde pertenece su tarjeta y le preguntaron si alguien más sabía su contraseña. “Lógicamente que no”, señala el ciudadano.
Agrega que consultando con otras personas ha verificado que esto ya ha pasado y se viene asesorando con abogados para determinar quién se está quedando con su dinero.
PICADAS
Un lector reitera que es “impresionante” la cantidad de motos que corren “picadas” todos los días en avenida Apaulazza, camino al aeropuerto de Salto.
Señaló que en la tardecita -hora en la que mucha gente sale a caminar por la zona- es posible observar entre cuatro y cinco motos a gran velocidad desafiándose en una carrera. Por si esto fue poco la zona está colmada de pozos y muy profundos, aspecto que atenta contra la integridad física de estos jóvenes que realizan este tipo de maniobras casi suicidas.
Los consecuentes lectores de esta sección deben recordar que hace tiempo venimos comentando esta situación. Incluso, en alguna oportunidad, se publicó una fotografía de las riesgosas maniobras que hacían adolescentes en sus birrodados.
PICADAS II
Por otro lado otro, un lector señaló que hay un grupo de motociclistas que hacen lo mismo en la zona del monumento a Garibaldi y cada tardecita resulta arriesgado circular en bicicleta en ese lugar debido a esta situación. El hombre sostiene que nunca ve inspectores de tránsito en el lugar y esto sucede no solamente todos los días, a cada rato hay motos que salen a “probar” motores en esa zona.
Agrega que “hay algunos que lo hacen sin casco protector con el riesgo que esto conlleva en caso de caerse o impactar contra algo o alguien”, sañaló.
PERROS PELIGROSOS
Un joven que caminaba por la vía pública llevando con correa su perro un pitbull de grandes dimensiones- lo hacía con dificultad debido a la fuerza que hacía el animal para escapar.
Para colmo el hombre lo llevaba sin bozal, en caso de que el animal se escape es casi seguro que genera un accidente. “Quién controla este tipo de cosas”, se pregunta un lector. El colaborador de esta sección agregó que el perro enloquecía al ver otros animales en la calle.

Imágenes de Salto

Diario Cambio - Brasil y Viera - Salto - Uruguay | Tel: 598 73 33344 - 598 73 35045 - Fax: 598 73 32579 | Email: diariocambio@adinet.com.uy